Tardarás en leer este post 3 minutos

¡Hola a tod@s! En esta ocasión os comparto una entrevista que me realizaron desde Status, sección de El Economista en relación al contenido en vitamina D del salmón noruego, así como otras muchas cuestiones de nutrición en torno a este pescado.

Como era de esperar, salió el tema COVID-19. Ya sabéis que se ha comentado mucho el posible papel de la vitamina D en la prevención, e incluso tratamiento de esta enfermedad. En ese sentido, y como os podréis imaginar, soy bastante cauto como podréis comprobar en las respuestas que doy ante el medio.

Sin más preámbulos, os dejo a continuación con las cuestiones que me fueron formuladas y las respuestas que ofrecí a Status. Al final enlazo como siempre al artículo publicado en el medio.

¿La vitamina D ayuda a combatir el Covid?

Ningún alimento ni nutriente sirve para curar enfermedades, este matiz es importante darlo desde el ámbito nutricional, ya que a veces se confunden estas informaciones y se otorgan ciertas propiedades mágicas a alimentos o nutrientes.

Dicho esto, los alimentos saludables y sus nutrientes sí que contribuyen a un correcto estado de salud, ya que muchos de ellos son indispensables para el adecuado funcionamiento del organismo y el sistema inmunitario. Por ello, una buena nutrición puede ayudar a prevenir multitud de enfermedades.

En este sentido, la vitamina D parece mostrar ciertos beneficios en pacientes con COVID-19, aunque todavía necesitamos más evidencias al respecto. Esto no significa que la vitamina D sirva para combatir la enfermedad, y mucho menos curarla. Aunque, eso sí, no debemos descartar ninguna idea por el momento, ya que nuevas evidencias futuras podrían darnos otros matices.

¿Cuánta vitamina D deberíamos consumir al día?

Las ingestas diarias recomendadas de nutrientes varían según el sexo o la edad, pero, en general, se recomienda un consumo diario de 15 microgramos (µg) de esta vitamina en adultos.

¿Cuánta vitamina D tiene el salmón?

El salmón noruego contiene 10 microgramos (µg) por cada 100 gramos de alimento. Por lo tanto, en una ración normal de unos 150 gramos de salmón, encontramos 15 microgramos (µg) de vitamina D, la cantidad con la que cubrimos completamente la ingesta diaria recomendada para este micronutriente en adultos.

¿De qué otros alimentos se puede extraer la vitamina D?

Otros alimentos ricos en vitamina D son los lácteos, el marisco, crustáceos y también los champiñones. Pero sobre todo, la principal fuente de vitamina D proviene de la exposición solar.

¿Cuánto salmón se puede tomar a la semana?

La AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) recomienda el consumo entre 3-4 raciones de pescado a la semana, alternando entre pescados blancos y azules, como puede ser el salmón noruego.

De hecho, con una ración semanal de salmón noruego (150 gramos) ya cubrimos las necesidades de ácidos grasos Omega-3, aunque por supuesto podemos tomar más de 1 ración a la semana sin problemas, siempre y cuando no desplacemos el consumo de otros alimentos saludables como verduras y hortalizas.

¿Cuántas calorías tiene?

El salmón noruego posee aproximadamente 182 Kcal en 100 gramos, lo que serían unas 273 Kcal para una ración estándar de 150 gramos de salmón noruego.

De todas formas, no debemos fijarnos únicamente en el número de calorías de los alimentos, ya que lo más importante es la calidad de sus nutrientes, que en el caso del salmón noruego es excelente por su gran aporte proteico y de grasas saludables Omega-3.

¿Lo del peligro del mercurio es cierto?

La presencia de mercurio en algunas especies de pescado es un problema real de seguridad alimentaria, ya que el mercurio es un metal pesado que tiende a acumularse en el organismo.

Sin embargo, las distintas evaluaciones por parte de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), no consideran al salmón una especie de riesgo en este sentido, ya que a pesar de ser un pescado azul no tiende a acumular tanto mercurio como el atún rojo o pez espada, especies que sí están mayormente relacionadas con la presencia de mercurio, pero que también se controlan minuciosamente.

Si se come crudo, ¿se mantienen mejor sus beneficios?

Algunas vitaminas y sustancias volátiles que aportan sabor y olor pueden disminuir su presencia con el cocinado por el uso del calor, pero no es especialmente relevante.

Por ello, siempre que consumimos salmón crudo en formato sushi, tartar o poke encontramos un sabor mucho más pronunciado a salmón. Sin embargo, el propio cocinado también sirve para formar algunos compuestos volátiles propios del salmón cocinado y su grasa, lo que le otorga propiedades organolépticas únicas. La grasa del salmón es muy apetecible y palatable, por lo que dependiendo del tipo de corte de salmón que utilicemos, encontraremos matices organolépticos diferentes.

Todo esto es relativo al ámbito organoléptico (sabor, olor, textura), como decimos, pero si hablamos de nutrición no hay grandes diferencias entre un salmón crudo o cocinado.

¿De qué otra forma se puede cocinar para no perjudicar los beneficios del producto?

Siempre y cuando no “calcinemos” el alimento, no hay problemas en cocinarlo al horno o a la plancha. Seguirá manteniendo sus propiedades y nutrientes sin problemas.

 

Puedes leer el artículo completo en El Economista, haciendo clic aquí

 

Bibliografía

2 Comentarios

  1. Salmón de Noruega pero la mayoría de veces de piscifactoría. Creo que sería importante resaltarlo porque hay una gran diferencia en el contenido de nutrientes entre un pescado salvaje a uno de piscifactoría.
    Los salmones habituales que encontramos en el mercado no cubren las necesidades de vitamina D ni de lejos.
    Y gracias por el blog, estoy suscrita (también te veo por Youtube) y es muy interesante !!

    • Hola Cristina, gracias por tu mensaje y por seguir mis contenidos. En efecto, el salmón de Noruega (Seafood from Norway) es de acuicultura, pero no por ello su calidad nutricional es peor. Yo personalmente he comprobado sus valores nutricionales como parte de mi trabajo como asesor para la entidad, y te puedo confirmar de primera mano que sí se cubren estas ingestas diarias recomendadas de vitamina D, ya te digo que comprobado por mí mismo 🙂 Las referencias puedes encontrarlas al final del artículo, por si fuera de tu interés. Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.