Tardarás en leer este post < 1 minuto

Esta semana ha sido muy dura para mi. Tuve problemas graves en casa con un inquilino inesperado. Alguien que no aceptaba su hora de partir y que se aferraba con fuerza a la vida útil en el frigorífico.

Pero ya basta. Hoy por fin me he plantado frente a él y lo he echado de casa. Estaba más duro que una despedida en el aeropuerto. Adiós, maldito roscón.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=SBJ3t-o7T2w[/embedyt]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.