Tardarás en leer este post 2 minutos

Volvemos a colaborar con El Español para resolver una cuestión acerca de un nuevo tipo de yogur que está empezando a cobrar cierta relevancia dentro del mercado español: los yogures elaborados con leche de pastoreo.

Una reciente campaña de Danone ha puesto en la palestra este tipo de productos que ya llevan algún tiempo ocupando los lineales de los supermercados. Y claro, la duda surge entre los consumidores: ¿son los yogures elaborados con leche de pastoreo más saludables que los de siempre?

¿Qué es la leche de pastoreo?

La denominación “leche de pastoreo” realmente obedece a una certificación o sello de calidad que se basa en mejores prácticas de bienestar animal y aprovechamiento de recursos en la explotación ganadera, algo parecido a como funcionan las Denominaciones de Origen, solo que en relación a cuestiones medio ambientales y de bienestar animal.

Es bastante común que la leche de pastoreo y sus productos elaborados cuenten con distintas certificaciones, desde aquellas elaboradas internamente desde la propia industria alimentaria según diferentes estándares de calidad, hasta otras reconocidas por colectivos ganaderos o entidades de referencia como AENOR.

¿Es más saludable un yogur elaborado con leche de pastoreo?

En principio, esta característica no supone una ventaja exagerada respecto a la calidad nutricional de un yogur elaborado con leche convencional. Sin embargo, su consumo sí que puede ser interesante para mejorar las condiciones de los animales a partir de los que obtenemos alimentos.

Debemos vigilar, como siempre, los ingredientes del yogur. Si este contiene los de siempre: leche y fermentos lácticos (concretamente, Lactobacillus delbrueckii subsp. bulgaricus y Streptococcus thermophilus), entonces el producto seguirá siendo saludable. Por el contrario, si este tiene añadidos azúcares libres como sacarosa o concentrados a partir de zumos de frutas, será de peor calidad nutricional y por lo tanto menos saludable que un yogur natural corriente y moliente.

¿Realmente influye el bienestar animal en la calidad de los alimentos?

Debemos tener en cuenta que los alimentos de origen animal pueden ver mermada su calidad organoléptica si las condiciones de estabulación en los animales no son adecuadas.

Por ejemplo, esto sucede en el caso de la carne, donde pueden apreciarse defectos en el producto final como carnes pálidas y con una excesiva carga de agua cuando los animales sufren demasiado estrés durante el transporte. Por ello, debemos prestar especial atención al bienestar animal, ya sea por un motivo ético o puramente práctico en la producción.

¿En qué medida influye el pasto que come un animal en la calidad de la leche?

Puede influir de alguna forma. Una mala alimentación en el animal puede dar lugar a un alimento con peores propiedades organolépticas: sabor, aroma o incluso textura. Sin embargo, no va a existir una diferencia abismal entre la calidad nutricional de un alimento producido con leche convencional y otro con leche de pastoreo. Eso sí, su precio probablemente será más caro.

Si consumimos este tipo de productos debería ser pensando en una mejora de las condiciones de los animales, y no por una cuestión nutricional o saludable para nosotros mismos.

 

Puedes leer este artículo donde colaboro haciendo clic aquí, para El Español

 

 

Muchas gracias por leerme.

Mario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.