Tardarás en leer este post 2 minutos

¡Hola a tod@s! Por aquí os traigo una nueva colaboración con la sección “Comer” del diario La Vanguardia donde hablamos sobre las implicaciones que tiene el uso de nuestros propios tápers y recipientes en establecimientos de carnicería y pescadería.

A continuación os dejo con las preguntas que me hicieron en la entrevista previa, y después de ello como siempre os enlazaré con el artículo publicado en el citado medio digital.

¿Es recomendable llevar el táper a la carnicería o pescadería?

Depende. Desde el enfoque de la sostenibilidad puede ser una buena idea, pero si hablamos de seguridad alimentaria quizá no tanto. En especial con carne y pescado, ya que los alimentos crudos entrañan un especial riesgo microbiológico, por lo que debemos tener cuidado con su manejo.

¿Cuáles dirías que son las pegas? ¿Y las ventajas?

La principal pega es que corremos un mayor riesgo microbiológico al no tener todos los envases estandarizados por parte del establecimiento de alimentación. La responsabilidad de que ese envase este en correcto estado recae en el consumidor, lo cuál siempre entraña una mayor incertidumbre.

Las ventajas sin duda pueden ser enormes en cuanto a reciclaje de envases y reutilización. No es una práctica que debamos despreciar, pero sí concienciar que hay prestar más atención a los envases si decidimos llevarla a cabo.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de llevar nuestro táper a la carnicería o pescadería?

Lo principal es bastante lógico, asegurarnos de que esté limpio e higienizado. También es importante no mezclarlos si los utilizamos para almacenar otros alimentos que no vayan a cocinarse, como por ejemplo frutos secos a granel, ya que si usamos el mismo tupper para guardar carne o pescado crudo, y después en un despiste lo usamos para los frutos secos, la estamos liando bastante parda.

Ya hay que ser marran@ para no acordarse de lavar un tupper con carne o pescado crudo, pero puede pasar.

¿Recomiendas algún material en concreto?

Para este caso quizás recomendaría antes el cristal, ya que es un material fácilmente lavable y que no tiene los problemas de otros materiales como el plástico, donde se pueden formar microgrietas en el tupper más difíciles de limpiar y donde los patógenos pueden montar alguna verbena que otra.

¿Cómo saber que se trata de un envase para uso alimentario?

Debemos buscar siempre el icono de tenedor y copa que representa “apto para uso alimentario”. Esto está regulado por la UE.

¿Crees que llevar tu envase desde casa es una tendencia al alza?

Sin duda, sobre todo teniendo en cuenta las próximas regulaciones en torno al uso del plástico en España y la Unión Europea. Es una tendencia en alza, y así debe seguir.

Eso sí, asegurando ciertos controles y contando con la responsabilidad ciudadana para hacer un buen uso de los envases adecuados.

 

Puedes leer el artículo completo en La Vanguardia, haciendo clic aquí

 

Gracias por leerme.

Mario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.