Por qué no debes chupar la cabeza de las gambas: recomendaciones sobre cadmio y crustáceos

Tardarás en leer este post < 1 minuto

Chupar la cabeza de las gambas es todo un placer para la mayoría de los mortales. Sin embargo, en los últimos días hemos visto un gran número de titulares alertando sobre lo peligroso de esta antiquísima práctica, desaconsejando totalmente su consumo debido a la elevada ingesta de cadmio presente en la cabeza de gambas y langostinos.

Pero, ¿hasta qué punto es cierta dicha alerta alimentaria? En el artículo de hoy analizaremos si es cierto que chupar las cabezas de gambas y langostinos es perjudicial para la salud, y si debemos eliminar esta práctica de nuestro repertorio navideño.

 

Este artículo ha sido escrito en colaboración para Vitónica. Puedes leerlo de forma completa haciendo clic en este enlace

 

 

Si quieres que escriba para tu marca o empresa, ponte en contacto conmigo visitando la política de colaboraciones del blog

 

Gracias por leerme.

Mario.

¿Crees que este post le puede interesar a otras personas? Compártelo en redes sociales para apoyarme 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.