Mujer muere después de una inyección de CÚRCUMA

Ayer saltó la noticia a través del medio británico Independent de que una mujer llamada Jade Erick, natural de San Diego (California), con 30 años de edad había muerto por un fallo cardíaco tras inyectarse en vena una solución cargada de cúrcuma, una especia bastante conocida en platos exóticos como el curry y quizá poco utilizada en España, pero cada vez más introducida a través de la gastronomía india y de otras culturas asiáticas. Una amiga de esta chica contó a las noticias locales que Jade estaba interesada en la curación natural, ya que recientemente había sufrido un eccema y buscaba tratamiento para ello.

Esta es una prueba más de los peligros que existen hoy en día debidos a una horrible gestión de la divulgación en Internet. Por ello se hace tremendamente necesario que los profesionales sanitarios divulguen contenido de calidad y basado en la evidencia científica.

¿Por qué se inyectó Jade?

Como si del Bosque Verde se tratase, en Internet existen mucho hilos y diversas páginas web donde distintos iluminados hablan de las propiedades curativas de la cúrcuma. Para tal fin, muchos de ellos la venden en forma de pastillas y a veces de inyecciones intravenosas. Parece ser que esta chica topó con uno de estos sitios web donde “reputados” científicos recomendaban el consumo de este producto debido a sus propiedades casi divinas. Estos lugares oscuros se apoyan en la idea de lo tradicional. Cuentan que desde hace siglos las culturas del Sur asiático utilizaban la cúrcuma con fines medicinales, para el tratamiento de la artritis y el dolor de estómago. Eso no quiere decir que la cúrcuma sea curativa. También prendíamos fuego a las brujas bajo el certero cobijo de Satanás durante de Inquisición y lo más parecido a uno de estos seres maléficos que yo he conocido, fue la señora que se me coló el otro día en la cola del Alcampo.

Una de esas web peligrosas donde probablemente Jade podría haber estado navegando es la del llamado Dr Axe, que a pesar de tener un nombre tan sexy y de no vender desodorantes no merece el mayor de nuestros créditos. En este artículo el naturópata narra las bondades de la cúrcuma para el tratamiento del cáncer debido a sus efectos antiinflamatorios, para combatir la depresión, diabetes, colesterol… y un sin fin de dolencias interminables.

Citamos al “talentoso” doctor:

“Al examinar la investigación, los beneficios de la cúrcuma van más allá de la de estas 10 drogas: los medicamentos anti-inflamatorios; antidepresivos; quimioterapia; anti-coagulantes (aspirina); analgésicos; medicamentos para la diabetes; medicamentos para la artritis; fármacos inflamatorios de la enfermedad intestinal; colesterol drogas; esteroides “.

Dr Axe (2017), todo un “hacha” en lo suyo.

Como veis, el susodicho compara la curcumina con medicamentos que cumplen estas funciones, y no solo eso, sino que las adjudica en un rango de curación superior a estos. El pelagatos afirma sin lugar a dudas que el consumo de la cúrcuma es mucho más beneficioso que el de cualquier medicamento o tratamiento, incluso que la quimioterapia. ¿Hasta dónde vamos a llegar? Este es un MENSAJE SUMAMENTE PELIGROSO. Podéis leer la ristra de disparates que suelta este elemento en su web cual chorizo de Cantimpalos si queréis alteraros tanto como yo lo he hecho.

Por supueeeesto no os penséis que acaba aquí la cosa, como no podría ser menos el Dr Axe tiene un apartado en su web llamado sospechosamente “Tienda” donde enlaza con estos suplementos. Por supuesto todo esto es casual, no os penséis que el gurú quiere lucrarse a costa de nuestra salud. Que va. (Inserte ironía aquí).


Otro titular en el sitio web althealthworks.com dice: “curcumina intravenosa – ¿por qué puede ser la mejor manera de utilizar la cúrcuma aún para el cáncer, la inflamación crónica y mucho más”. En fin, sin comentarios… otra web con unas declaraciones FALSAS sin ningún rigor y que pueden entrañar mucho peligro.

¿Y qué dice la ciencia sobre todo esto?

Os preguntaréis vosotros, mis vivarachos amigos. Traduciremos las declaraciones de la noticia original en inglés:

Se han realizado investigaciones sobre las propiedades medicinales de la cúrcuma, pero los estudios no apoyan firmemente las afirmaciones naturopáticas de que pueden ayudar a reducir la inflamación.

Una serie de estudios han demostrado que la curcumina tiene efectos contra el cáncer, según Cancer Research UK, pero la organización dice que se necesitan más ensayos clínicos antes de que se puedan extraer conclusiones.

“La cúrcuma utilizada en la cocina es muy segura. Pero no sabemos qué tan segura es la curcumina cuando se usa por razones médicas “, dijo la organización en su sitio web.

“Hasta ahora, los estudios de investigación parecen demostrar que causa pocos o ningún efecto secundario. Pero no sabemos mucho acerca de los efectos secundarios de tomarlo en grandes cantidades para tratar o prevenir el cáncer “.

Conclusión

Según la ciencia, son necesarios muchísimos más estudios a largo plazo para poder descartar posibles efectos secundarios en la prevención del cáncer. Lo cual significa que hasta ahora NO HAY EVIDENCIA CIENTÍFICA de que la curcumina sea un aliado eficaz para la prevención del cáncer. Sin embargo, esto no quiere decir que el consumo de cúrcuma sea malo para la salud,  simplemente que aún no se han resuelto todas las incógnitas, y por ello no se puede recomendar su consumo para un fin saludable por parte de la comunidad científica.

Bien es cierto que algunos estudios concluyen que la cúrcuma tiene efectos de prevención contra el cáncer y diversas patologías, pero como en la mayoría de investigaciones de este tipo ES NECESARIO SEGUIR INVESTIGANDO sobre el asunto y aportar más análisis que confirmen este teoría para llegar a tales conclusiones definitivas.

Para que se pudiera indicar en el etiquetado que este producto posee propiedades saludables, sería necesario que apareciera en el listado de “Health Claims” de la EFSA. Sin embargo, si buscáis en este listado por el momento no encontraréis nada acerca de la cúrcuma o la curcumina. Esto no quiere decir que la cúrcuma no posea propiedades saludables, sino que por el momento no sería legal indicarlo en la etiqueta. Para que me creáis adjunto fotografía, aunque lo podéis comprobar por vosotros mismos.

Recordamos: esto no es un dogma definitivo, no significa que no hayan efectos saludables 100%, pero merece la pena tenerlo en cuenta ya que indica que no se puede incluir en un etiquetado nutricional y es la versión oficial hasta el momento.

 

No os imagináis el disparate que supone afirmar que la cúrcuma tiene efectos superiores para la salud que los medicamentos. Como si de un golpe en la nuca de un Titán se tratase, los medicamentos han frenado la expansión de muchos virus y bacterias patógenas salvando con ello millones de vidas y evitado pandemias mundiales que han asolado a la humanidad desde hace siglos. Partiendo de la base de que la concentración de curcumina (compuesto sobre el que se asocian los beneficios saludables) en la cúrcuma es del 2-5 %, su actividad saludable por más que la hubiere JAMÁS PODRÍA SUSTITUIR A UN MEDICAMENTO. Con esa concentración tan baja sería muy difícil alcanzar tales niveles. Además habría que considerar otros factores como la forma química del compuesto, solubilidad en agua, etc, para poder establecer de que forma y en qué cantidad nuestro cuerpo es capaz de absorberla. En definitiva, demasiadas incógnitas sin resolver, como en el final de Perdidos.

Pero sí hay algo que sabemos con total seguridad, los beneficios saludables de un alimento siempre estarán asociados a la PREVENCIÓN y no a la CURA de una enfermedad.

Aquí terminamos amigos, recordad no fiaros de todo lo que leéis en Internet si no queréis acabar en la caja de pino antes de tiempo.

Noticia original:

http://www.independent.co.uk/life-style/health-and-families/health-news/woman-turmeric-injection-dies-alternative-therapy-san-diego-iv-curcumin-a7653531.html

Deja un comentario en este post